Informe Freak: Feria de las Coletividades Anuncios Google
   Una gran feria, una gran fiesta, el viento levantaba el polvo del suelo que las gentes en su andar formaba en los caminos entre las distintas tiendas. Un evento cultural, de la danza y el canto. Decenas de culturas diferentes dan lugar a este gran evento que celebra nuestros orígenes, de los que su fusión dieron lo que hoy hace a nuestra identidad local.
   Y ya son dieciocho años que esta convocatoria sigue atrayendo multitudes de los más remotos rincones de la Ciudad y sus alrededores. Enmarcado entre el imponente Monumento a la Bandera y las aguas del majestuoso río Paraná, es el lugar donde se repite este cálido evento que festeja con orgullo nuestra querida Ciudad de Rosario.
   Se trata nada más ni nada menos que de la fiesta de las Colectividades, con treinta y dos representaciones de las distintas entidades de los distintos lugares del mundo de donde hombres de buena voluntad decidieron venir a trabajar y poblar este próspero y amable suelo que los acogió generosamente.
   Recorrerla es reencontrarse a cada paso con uno mismo, con nuestra propia esencia. Multitudes que se agolpan para poder degustar el inconfundible sabor autóctono de los grasos choripanes o de las más exóticas recetas orientales que los chinos venden, al igual que los paraguayos, en diminutas porciones de dos pesos.
   Sublakis, shamwalas, calzones y anticuchos, un espectro completo de los sabores del mundo, todos juntos aquí, en un mismo aire que el viento amontona en torbellinos de humo que emerge de las distintas cocinas no tan diseminadas.

Enlaces Google

   Sabores y aromas que se mezclan, la alegría que crece junto con la espuma de la cerveza de marca brasileña, fabricada en Zárate, que se vende por igual en los distintos puestos unificando diferencias en un solo monopolio.
   Un escenario imponente en luces y lleno de carteles de los distintos sponsors, donde los cuerpos de bailes de las diferentes colectividades hacen gala de su destreza, danzando al son de sus largas melodías folclóricas, entreteniendo al público que distrae así el sueño.
   Ofertas culturales con antiguos mapas de todo el mundo informan sobre los más variados orígenes. Fotocopias con alfileres, y algún que otro banderín, son vistos por algunos curiosos transeúntes, en los específicos puestos para éstos, mientras la inmensa mayoría se agolpa a degustar los exóticos sabores de pizza y cerveza.
   La colectividad austríaca, que supo albergar a los alemanes disidentes que no abrieron este año su carpa, ya que no les fue permitido vender su marca de cerveza, demostraron un gesto de solidaridad que tanto necesitamos los argentinos en estos tiempos de crisis, donde cunde la necesidad y la astucia, tan propias de nuestro ser nacional.
   Tantos llegaron y tantos se fueron, en el recuerdo de quienes desde la distancia añoran hoy su patria, después de haberla dejado en busca de un futuro digno y posible en el extranjero. La sociedad catalana también supo dar muestras de solidaridad recibiendo a tantos rosarinos necesitados.
   En acto de cierre engalanó con una pasarela de bellas modelos profesionales, que con su belleza eran vistas desde lejos y sin poder tener contacto, por el público entusiasta. Fue así como la representante de la colectividad rusa, anotada como bibliotecaria, se coronó reina de las colectividades, luciendo con orgullo su apellido italiano, para augurar una próspera carrera como modelo en el extranjero. Recibiendo los premios, cuyos nombres de sponsor y auspiciantes se repetían incansablemente, de manos del mismísimo intendente, quien esperaba ansioso ese momento.
   El show final de fuegos artificiales, fue el broche de oro y despedida de esta inolvidable fiesta, que todos vivieron con emoción, que en el brillo de sus ojos reflejaron, mientras las coloridas banderas de todo el mundo flameaban en el escenario, donde nuestra enseña patria quedaba más y más relegada, entre tanto color del resto del mundo.
   Las multitudes regresaron a sus casas con un con un fuerte palpitar en sus corazones, después de haber compartido esta fiesta inolvidable, esperando con emoción a que se repita el próximo año, a la espera de los colectivos insuficientes que esa noche las empresas no reforzaron.

Anuncios Google
Volver a Rosario Freak